Juan de Espinal

Juan de Espinal (Sevilla, 1714 – Sevilla, 1783)
Se inició en su aprendizaje artístico de la mano de su padre, Gregorio Espinal, continuando su formación como aprendiz en el taller de Domingo Martínez, el que fuera pintor más destacado de la escuela sevillana durante la primera mitad del siglo XVII.

Precisamente Espinal sería luego colaborador de su maestro y llegó a formar parte de su familia al casarse con una de sus hijas, Juana, en el año 1734.

Estas circunstancias y sus dotes propias como excelente pintor influyeron en que heredara el taller de Martínez y también una buena parte de su cartera de clientes.

Sus inquietudes artísticas le llevarían a ser uno de los promotores de la Academia de Bellas Artes de Sevilla, conocida por aquél entonces como Escuela de Tres Nobles Artes, que fue aprobada en 1771, ocupando el cargo de director de la sección de Pintura en el año 1775.

Un par de años más tarde, en 1777, se trasladaría hasta Madrid para tratar de contactar con el ambiente artístico de la Corte, donde destacaba por entonces el pintor Antón Rafael Mengs, y en el que comenzaba a despuntar la pintura de un joven Francisco de Goya.

Espinal sería uno de los artistas más destacados en el panorama español del estilo rococó, que practicó a lo largo de su carrera; falleció en su ciudad natal, Sevilla, a los sesenta y nueve años de edad.

 

Presentación de la Virgen. Juan de Espinal. Palacio Arzobispal de Sevilla.

Presentación de la Virgen. Juan de Espinal. Palacio Arzobispal de Sevilla.

Presentación del niño Jesús en el Templo. Juan de Espinal. Palacio Arzobispal de Sevilla.

Presentación del niño Jesús en el Templo. Juan de Espinal. Palacio Arzobispal de Sevilla.

Arcángel San Gabriel. Juan de Espinal. Palacio Arzobispal de Sevilla.

Arcángel San Gabriel. Juan de Espinal. Palacio Arzobispal de Sevilla.

Arcángel San Miguel. Juan de Espinal. Palacio Arzobispal de Sevilla.

Arcángel San Miguel. Juan de Espinal. Palacio Arzobispal de Sevilla.