“Inmaculada con Doncellas”, de Herrera el Viejo

Publicado el 31 31UTC enero 31UTC 2018 en fotografia de cuadros, fotografía de obras de arte, proyectos realizados | no existen comentarios

“Inmaculada con Doncellas”, de Herrera el Viejo

Daniel Salvador. Fotógrafo de cuadros.

Daniel Salvador. Pictures photographer. Spain.

Entre las pinturas de la Inmaculada que hay en el Arzobispado de Sevilla, una es de una originalidad especial: la pintada por Francisco Herrera el Viejo (1590-1654). Empezó muy pronto a pintar, y esta obra se la encargaron antes de que entrase a formar parte oficialmente del gremio de pintores. La realizó en 1614 para la Hermandad de la Vera+Cruz, y formaba parte de una serie de pinturas encargadas a Herrera para decorar la capilla de esta cofradía, que estaba entonces en el Convento Casa Grande de San Francisco, con el título: Inmaculada con doncellas de la Hermandad de la Vera+Cruz.
Esta hermandad sevillana se sitúa dentro de las que surgieron a partir de la Invención de la Santa Cruz por Santa Elena (madre del emperador Constantino); su finalidad principal era la adoración de la Santa Cruz como símbolo del cristianismo. Estas asociaciones estaban especialmente vinculadas a la Orden Franciscana.

Esta obra es de una composición nada complicada, de una factura de gran calidad, a pesar de haber sido pintada por el artista en plena juventud (cuando tenía 25 años). En este lienzo podría adivinarse cierta influencia de Pedro de Campaña o Luis de Vargas, que eran los pintores que en aquel tiempo florecían en la Escuela Sevillana de pintura. Los rostros de la Virgen y de las monjas están descritos con una gran delicadeza, así como las manos unidas de la Inmaculada sobre el pecho y las de las religiosas que llevan unas flores. Los colores de la Inmaculada son los de la época, rosa la túnica y azul el manto, siendo de una especial originalidad el modo en que se cruza el manto delante de la imagen de la Virgen. El contraste cromático entre la parte alta del cuadro, más luminoso, y la parte de las religiosas, más oscuro, es también un signo de originalidad. Todo el conjunto hace que este cuadro de la Inmaculada resalte entre la numerosa iconografía de este tema en la Escuela Sevillana del siglo XVII.

Fernando Gª Gutiérrez, SJ.
Delegado Diocesano de Patrimonio Cultural

WhatsApp Image 2017-11-13 at 16.29.29

Comenta este contenido